LLIBRE. “Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor” de Carlos González (2003)

portada - gonzález - bésame mucho

RESSENYA. Carlos González:

“Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor” (2003)

Madrid, Ediciones Temas de Hoy, 2006

245 pàgines, castellà, bibliografia final.

RESSENYA

Bésame mucho és una obra escrita per ajudar als pares a criar als seus fills amb estima i respecte. Ha esdevingut un tipus de “manual”, present en la bibliografia bàsica de molts pares novells, amb seguidors de tot tipus: des d’alguns pares que estan interessats i aprecien les seues aportacions, fins a altres més rígids i dogmàtics, que han trobat una nova bíblia per a la seua vida.

Aquesta obra s’estructura en tres parts:

(1) “El nen bo i el nen dolent” és la primera part i és introductòria del tema de la criança.

(2) La segona part és “Per què els nen són així”, i explica els processos i instints biològics dels nens petits, i també dóna pistes sobre les seues accions (“el seu fill és desinteressat, generós, equànime, sap perdonar, valent, diplomàtic, sincer, sociable i comprensiu”).

(3) La tercera part és un repàs a les teories tradicionals de la puericultura, fent referència especialment al conegut com “mètode Estivill”.

Amb un llenguatge planer, moltes comparacions, i una fina ironia i sentit de l’humor, aquesta obra és molt accessible i clarificadora davant el respecte (o la por) que tota persona pot sentir davant la futura paternitat o maternitat.

Carlos González (Saragossa, 1960), és llicenciat en Medicina per la Universitat Autònoma de Barcelona, i es va formar com a pediatra en l’Hospital de Sant Joan de Déu d’aquesta ciutat. Fundador i president de l’Associació Catalana Pro Lactància Materna, ha donar cursos sobre lactància materna per a professionals sanitaris, ha traduït diversos llibres relacionats amb aquest tema i ha publicat, entre d’altres, els èxits de vendes Mi niño no me come (1999), Un regalo para toda la vida, guía de la lactancia materna (2006), i En defensa de las vacunas (2011).

APLICACIÓ DIDÀCTICA

Pedagogia i criança: per comparar la puericultura -i l’educació- feixista, dictatorial i autoritària, basada en l’obediència i la repressió, i la puericultura -i l’educació- més humana i democràtica, basada en l’estima i el respecte al xiquet.

CITA

La puericultura feixista

(Pàgina 125 i següents)

“Alice Miller revisa en Tu propio bien las recomendaciones de los pedagogos alemanes de los siglos XVIII y XIX, una corriente que se ha dado en llamar “pedagogía negra”. Miller señala que el objetivo final, no declarado, de tales métodos era formar súbditos obedientes y que aquel sistema de “educación” permite explicar el éxito del nazismo en Alemania entre una ciudadanía dispuesta a obedecer ciegamente a cualquier figura de autoridad, aunque sus órdenes fueran crueles, absurdas o inmorales.

[…]

Nacidas bajo regímenes políticos absolutistas y despóticos, estas teorías trasladan al interior de la familia el modelo represor del Estado, y conviertes al padre en policía, juez y verdugo (y a la madre en un simple suboficial). Cuando la teoría es admitida como “verdad científica”, se reviste de una falsa respetabilidad. La ciencia, se supone, no tiene ideología, es neutral y objetiva. Personas que jamás aceptarían un Estado represor aceptan ahora una pedagogía represiva.

[…]

Curiosamente, es un autor español el que de forma más explícita propugna la puericultura como método de adoctrinamiento político. Se trata de Rafael Ramos, catedrático de pediatría en Barcelona después de la Guerra Civil y del triunfo franquista. En su obra de 1941 (Puericultura, Barcelona, autoedición, 1941), no esconde sus simpatías políticas:

“Y el Estado verdadero es el que busca la felicidad de sus súbditos, aunque para ello tenga a veces que imponerse por la fuerza, ser duro, riguroso.”

Claro que es mejor que el súbdito se críe obediente desde el principio y así el Estado no tendrá que usar la fuerza:

“El niño en todo momento, y desde el primer día de su vida, debe saber que hay alguien superior a él que va a cuidarle, no solamente prodigándole alimentos, calor, etc., sino que va a frenar sus instintos: la madre […].

Desde que el niño nace, debe colocárselo en su cuna y solamente ir a la cama de la madre cuando va a tomar el pecho. Si llora, no le cogerán en brazos ni le mecerán, sino que le limpiarán caso de estar sucio, le pondrán al pecho si ha llegado su hora, si tiene frío le darán calor […] o si llora porque tiene necesidad de llorar simplemente, pero sin que preciso ningún remedio, se le dejará con toda tranquilidad que siga llorando […]. La experiencia, recogida de tantas madres, asegura, si la razón científica no fuera suficiente, que un niño recién nacido llora durante diez, doce, quince días, pero que si con él se observó esta rigurosa actitud de no cogerlo, ni acallarlo, ni ponerle chupete, pasado este intervalo, convencido de la ineficacia de sus protestas, el niño va disminuyendo la intensidad de éstas […].

No le pondrá al pecho cada vez que llore, sino cuando le corresponda y de una manera sistemática […]. También suele la madre quejarse de la puntualidad que exige la alimentación de su hijo, mas ¡qué insignificante resulta esto si se tiene en cuenta el tiempo y la esclavitud prolongada que habría de costarle si por desidia suya contrajera el pequeño cualquier trastorno o enfermedad!

Sin acceder a sus caprichos, cuando el niño empieza a comprender –que, aunque no lo manifieste, es más pronto de lo que suele creerse-, deberá hacérsele saber que esta severa actitud es por su bien.

Y así, poco a poco, se deposita en la conciencia del niño un germen de valor incalculable que la madre va haciendo crecer. El hijo sabe que hay alguien a quien está supeditado, que le cuida, le dirige y de quien recibe los castigos, si bien no persigue otro fin que su felicidad. A este niño, más tarde hombre, ¡qué fácil le resultará la obediencia a cualquier otra autoridad-superioridad! Pero si a ese hombre no le educaron así desde su cuna, se rebelará a la menor contrariedad, enfrentándose con su maestro, con su jefe, con el guardia de la circulación, con el Estado que le gobierna…”

[…]

Este escrito muestra también claramente las implicaciones políticas de la puericultura: la sumisión absoluta del niño es sólo una preparación para la sumisión del adulto.”

MÉS INFORMACIÓ

Article molt recomanable a El País: “El fenómeno del pediatra Carlos González por Carlos González”, 24/01/2011. Enllaç aquí

Un fragment destacat:

“Carlos González tan mal lleva que haya quien lo adore como lo contrario. “Me asusta la facilidad con la que se puede conducir a las masas. Si alguien quiere una religión, que se busque una liturgia”, bromea. Parece exagerado, pero basta una rápida búsqueda en google o blogs para encontrar madres que dicen que lo tienen “en el santoral”. En sus conferencias no suele caber un alfiler. “Me asombra que la gente tenga tanto tiempo para leer, yo cuando tenía a los hijos pequeños no lo tenía”, asegura, y recomienda “confiar más en uno mismo, en el sentido común y en lo que decía la abuela”.

Advertisements

One Response to LLIBRE. “Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor” de Carlos González (2003)

  1. Retroenllaç: TEMA Espanya. El franquisme (1936-1975) | HISTORIATA

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: