ARTICLE. Vicenç Navarro: “La causas reales de las políticas de austeridad”

sobretot us demane austeritatARTICLE. Vicenç Navarro:

“La causas reales de las políticas de austeridad”

Autor: Vicenç Navarro. Catedràtic de Polítiques Públiques a la Universitat Pompeu Fabra, i Professor de Public Policy a The Johns Hopkins University.

Data: 13 de desembre de 2012

Font: diari Público, bloc Dominio Público, 13/12/2012.

Comentaris inicials – Aplicació didàctica

Article molt bo del professor Vicenç Navarro per a entendre quins són els motius de les polítiques d’austeritat i a qui beneficien. Un esquema:

  1. L’austeritat no funciona. Les polítiques d’austeritat no estan fent que l’economia funcione millor. Al contrari, portem cinc anys d’austeritat i per a l’any 2013 s’espera un descens del 1,5% del PIB d’Espanya i del 0,4% a Europa.
  2. La majoria de treballs científics mostren l’error d’aquestes polítiques d’austeritat.
  3. Per què és un error? Perquè l’austeritat el que fa és fomentar que les rendes de treball baixen (treballadors amb salaris reduïts o sense treball), mentre que les rendes de capital (les finances) augmenten els seus beneficis. Hi ha una transferència de diners de la majoria de la població a les classes més riques i poderoses.
  4. Per a eixir de la crisi cal voluntat política per a redistribuir aquesta massa de diners.
  5. Aquesta redistribució no es fa degut al poder d’aquest 1% de la població que controla les finances.
  6. Els economistes que defenen les polítiques d’austeritat no són ni incompetents ni ignorants ni dogmàtics, senzillament defenen els interessos de les classes més riques i poderoses de les nostres societats.
  7. Les polítiques d’austeritat estan imposades pel capital financer, el qual controla les decisions dels sistema de govern de l’euro (el Banc Central Europeu i la Comissió Europea). Cap país ha triat democràticament l’austeritat. No estava a cap programa electoral. Quan un partit guanya les eleccions després diu que “no hi ha alternativa”. Per això són polítiques imposades, no elegides.
  8. Motiu 1 per a continuar amb l’austeritat: la redistribució faria guanyar menys diners al capital financer perquè una redistribució provocaria un augment de la inflació, i els que tenen molts diners (els bancs i el sector financer) perdrien part del seu poder adquisitiu.
  9. Motiu 2 per a continuar amb l’austeritat: amb les retallades en el sector públic aquest es degradarà i es farà ineficaç, així el capital financer podrà invertir en serveis i recursos públics que es privatitzaran a baix preu i que són un negoci segur. Guanyaran diners amb recursos estratègics per a qualsevol societat, i que per això són públics, com les pensions, l’educació i la sanitat, o inclús altres recursos més prescindibles però que donen beneficis com les Loteries de l’Estat. Cal recordar que no fa massa anys es van privatitzar empreses públiques de comunicacions (Telefònica), de navegació aèria (Iberia), d’energia (Iberdrola), d’automoció (SEAT), etc.
  10. Motiu 3 per a continuar amb l’austeritat: actualment les rendes de capital són superiors a les rendes del treball, és a dir que el capital financer i la patronal tenen més influència política que els treballadors. La balança del poder s’inclina cada volta més cap al capital.
  11. Per què l’1% té tant de poder? Perquè tenen el que s’anomena l’hegemonia ideològica, és a dir perquè dominen o tenen mitjans de comunicació, universitats, fundacions i centres d’estudi, partits polítics, etc., de tal manera que el dogma neoliberal, el famós “no hi ha alternatives”, ofega qualsevol altra proposta crítica i fonamentada. Per això sembla que “no hi ha alternatives”, però en qüestions socials sempre hi ha alternatives, i el que està passant en definitiva només és una confrontació d’interessos, entre l’1% i el 99%, i els de dalt estan guanyant.

Article

“En un artículo reciente indiqué que las medidas que se están tomando para racionalizar el sistema financiero en la Unión Europea no están teniendo un impacto en la resolución de la Gran Recesión que la Unión Europea está experimentando (“¿Qué está ocurriendo en la Eurozona?, Sistema 30.11.12). Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía española descenderá un 1,5% del PIB, la italiana un 2,3%, la portuguesa un 3%, la griega un 5,2%, la británica un 0,6%, la alemana un 0,9% y la francesa un 0,1%. Para el promedio de la Unión Europea, las predicciones de crecimiento económico son nulas, como señala la Comisión Europea. En realidad, se calcula que el descenso de la economía europea será de un 0,4% de su PIB. Un mal presente y un futuro peor. Las reformas financieras parecen no estar mejorando la situación. Antes al contrario, muchas de las medidas que se están tomando para mejorar el sistema financiero, están empeorando, en lugar de mejorando, la situación económica. El énfasis del Banco Central Europeo (BCE) y de la Comisión Europea en continuar las políticas de austeridad es un claro ejemplo de ello. Se argumenta que la disciplina fiscal (reducir el déficit público de los Estados) es clave para recuperar la confianza de los mercados financieros. De ahí que, como consecuencia, se están realizando más y más recortes en las transferencias y en los servicios públicos del Estado del Bienestar.

La inmensa mayoría de trabajos científicos creíbles muestran el profundo error de tales políticas. En realidad, tales políticas de austeridad han sido las responsables de que se vaya cayendo más y más en esta Gran Recesión. Y la causa de que ello sea así no es nada difícil de entender. El gran descenso de las rentas del trabajo en la mayoría de países del mundo occidental (y muy en especial Norteamérica y Europa occidental) ha creado un enorme problema de escasez de demanda, que aún cuando fue paliada, en parte, debido al enorme endeudamiento de la población (endeudamiento que benefició a la banca), ha llegado a un límite que ha paralizado el crecimiento económico. Pero la viñeta-forges-austeridad-despidosdisminución de las rentas del trabajo se ha hecho a costa del enorme crecimiento de las rentas del capital y de su concentración en unos sectores de la población enormemente minoritarios (el famoso 1% del Occupy Wall Street Movement). Nos encontramos así con la aparente paradoja que vemos, junto a un enorme crecimiento de la cantidad de dinero existente en manos de unos pocos, una gran escasez de dinero para que la mayoría de la población pueda pagar los bienes y servicios que necesita para mantener su nivel de vida. En realidad, la pobreza está alcanzando dimensiones epidémicas, alcanzando grupos y clases sociales que se habían siempre considerado inmunes a tal escasez de recursos.

Lo que debería hacerse y no se hace

Parecería que lo más lógico es que se repartiera la enorme concentración de dinero para que se transfiriera a la población en general permitiéndoles que compren y atiendan a sus necesidades, recuperándose así la economía. La solución a esta recesión es extraordinariamente fácil de diseñar, si el conocimiento científico fuera el que motivara las decisiones políticas. De nuevo, toda la evidencia científica creíble existente señala que tal concentración de las rentas está dificultando la resolución de la crisis. Y la manera de corregir la concentración es la redistribución de tal dinero. Sólo en EEUU, el dinero acumulado (por la élite económica) durante estos años de crisis es de 2 trillones (americanos) de dólares. No hay, pues, falta de dinero. Su redistribución hacia las clases populares resolvería rápidamente el problema de falta de demanda en EEUU.

Que ello no se haga se debe al enorme poder que tiene este 1% de la población en cada país y las alianzas que se establecen entre ellos en varios países. Los argumentos que constantemente se dan, incluso por autores de izquierda, para explicar porqué no se hace tal redistribución y se estimule la demanda, es que los economistas que dirigen o aconsejan estas políticas de austeridad son incompetentes o ignorantes, argumentos que no son creíbles. Otro argumento que se ha utilizado es que tales economistas están imbuidos de una ideología, la ideología neoliberal que practican y promueven con una fe mancada de base empírica que la sustente. Pero tal argumento ignora que la fe siempre se reproduce porque beneficia a los que la promueven y sustentan. Hay intereses muy poderosos –para El roto - austeridad desde los palacioslos cuales tales economistas trabajan- que apoyan la austeridad. Uno de ellos es el capital financiero, pues la expansión económica, que resultaría de las políticas redistributivas, afectaría la inflación. Y el enemigo número uno de la banca es siempre la inflación. Si el lector tiene 100 euros y la inflación anual es de un 10%, al final del año, su billete de 100 euros únicamente tiene un valor de 90 euros en comparación con los iniciales. Y la banca tiene billones de euros. Eso significa que ligeras variaciones de la inflación pueden tener impactos sumamente negativos para el capital financiero. De ahí que las políticas de austeridad que se están imponiendo en la Eurozona (y utilizo la expresión imponiendo porque en ninguno de los países donde tales políticas se han llevado a cabo éstas estuvieron en los programas electorales de los partidos gobernantes), y que están dañando el bienestar de la mayoría de la población, hayan sido las escogidas por el sistema de gobierno del euro (el Banco Central Europeo y también la Comisión Europea), enormemente influenciado por el capital financiero europeo (y muy en especial el alemán). Estas políticas han sido muy exitosas para tal capital financiero. La inflación en el promedio de la Eurozona ha sido alrededor del 2% por año, el objetivo que se diseñó cuando se estableció el euro (en noviembre fue el 2,2%).

Otras causas de las políticas de austeridad

Pero hay otra razón por la cual se continúan las políticas de austeridad. Y es que la enorme cantidad de dinero que se está utilizando por parte de la banca en prácticas especulativas tiene también sus elevados riesgos, como la banca es bien consciente. De ahí que lo que desea es buscar nuevas áreas de inversión que no sean especulativas, tales como la Seguridad Social y los servicios públicos del Estado del Bienestar. Se necesitan, pues, medidas de austeridad que empobrezcan las transferencias públicas (como las pensiones) y los servicios (como sanidad o educación), y que estimulen su privatización. Ello ofrece nuevas posibilidades para la banca y para las compañías de seguro de realizar amplios beneficios en actividades menos arriesgadas que las especulativas. el roto - sanitat no rentableEsta es la explicación de las medidas de austeridad. Y si no se lo cree, mire quien se está beneficiando de las privatizaciones de la sanidad en Catalunya, la Comunidad Autonómica de Madrid, donde tales políticas de privatización han sido más acentuadas. Entre muchos intereses financieros, existen inversiones de alto riesgo, compañías de seguro, consultorías afines al capital financiero y un largo etcétera. Es laamericanización de la sanidad, es decir, la extensión del modelo sanitario estadounidense gestionado por las compañías financieras con afán de lucro, que han determinado el sistema sanitario más caro, más ineficiente y más impopular de los sistemas sanitarios existentes. En EEUU el sector sanitario es un campo de expansión del capital financiero. Y este es el objetivo de las políticas de austeridad en Europa (ver mi libro Medicine under Capitalism para analizar las consecuencias de este sistema de financiación de la sanidad).

Otra causa de la persistencia de tales políticas de austeridad es que está debilitando al mundo del trabajo y a los sindicatos. El caso español es un caso claro. Por primera vez en época democrática, las rentas del capital superan a las rentas del trabajo. Y la enorme influencia del capital financiero junto con la patronal, en el estamento político gobernante, hace y explica que, a pesar del descenso de la demanda y del escaso crecimiento económico, las rentas del capital continúen creciendo, ayudados por unas políticas fiscales que garantizan sus amplios beneficios (ver mi artículo “El “expolio” social del que no se habla”. Público. 06.12.12). La alianza del capital con el Estado garantiza la prioridad de unas políticas que, mientras benefician a una minoría de la población, dañan enormemente el bienestar de la mayoría.

No es sólo el 1%

Cuando escribo una minoría no me refiero sólo al 1% al cual el movimiento Occupy Wall Street hace referencia. Este 1% (los propietarios y controladores del gran capital) tiene un poder decisivo y determinante. En realidad, su porcentaje sobre la población, tanto en EEUU como en España, es mucho menor que el 1%. Pero este grupo controla los medios que configuran lo que uno de los analistas más agudos de las sociedades capitalistas, Gramsci, definió el-roto-pensamiento-unicocomo hegemonía ideológica, que incluye desde las escuelas y las academias hasta los medios de información y persuasión, y que determinan la sabiduría convencional del país, que incluso hoy, tras tanto dolor y daño causado en la población, continúa dominando: el neoliberalismo. Toda una batería de fundaciones, centros de estudios o proyectos de investigación, están financiados por el capital, y muy en particular por el capital financiero. Los mayores bancos del país tienen centros de estudios, organizan conferencias, financian diarios y revistas llamadas científicas, donde el dogma se reproduce y se promueve a través de amplias cajas de resonancia, medios radiofónicos o televisivos, o prensa escrita, a su vez endeudada y dócil a tales poderes. El 1% para poder mandar necesita el aparato ideológico que lo sustente, Y de ahí que, a pesar del daño que tales políticas están causando, se continúen promoviendo.”

MÉS INFORMACIÓ

el roto - mas austeridadARTICLELos ricos no crean empleo, de l’economista Eduardo Garzón Espinosa, al seu bloc Saque de esquina, 12/12/2012, enllaç aquí. Alguns defensors de l’austeritat diuen sense fonament que si els rics guanyen molts diners podran invertir aquests diners i crear empreses i llocs de faena. Us recomane aquest article, està claríssim.

DOSSIER. El Pacte d’Estabilitat Europeu – La famosa “austeritat”, Historiata, 13/11/2012, enllaç aquí.

ARTICLE. “The New York Times” opina que los recortes traerán más miseria a España, Historiata, 03/10/2012, enllaç aquí.

ARTICLE: Característiques del nou Estat regressiu que està construint-se (el del nostre futur), Historiata, 04/07/2012, enllaç aquí.

ANÀLISI: Què és l’FMI i com actua?, Historiata, 22/06/2012, enllaç aquí.

ARTICLE. Vicenç Navarro: “¿Quiénes son extremistas?, Historiata, 09/05/2012, enllaç aquí. Sobre el poder dels mitjans de comunicació al servei dels interessos dels més rics, que no dubten de qualificar als economistes crítics com a extremistes. Açò es fa per tal d’evitar que s’escolten i es reflexionen les propostes alternatives que sí que existeixen. És un vell recurs: si no pots véncer al teu adversari amb arguments, pots dedicar-te a menysprear-lo i insultar-lo, per tal de no sentir i no deixar sentir les seues idees.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: