ANÀLISI: “En 8 claves: ¿Cómo funciona “el rescate” de un país?”

Anàlisi:

En 8 claves: ¿Cómo funciona “el rescate” de un país?    

Autor: Alberto Sicilia

Font: periodismohumano (06/06/2012)

– – –

Article:

La idea de esta entrada es explorar algunas preguntas sobre la situación  que vivimos: ¿qué es un “rescate”?, ¿cómo funciona?, ¿cuáles son las  consecuencias para los ciudadanos? Comenzamos por las cuestiones básicas  y avanzamos hacia los detalles más finos.

Como siempre, este texto pretende ser una chispa para encender el  debate. Os ruego que añadáis vuestras opiniones/matices/críticas en los  comentarios. Entre todos, podemos ayudarnos a comprender cómo funciona  este mundo que nos rodea.

1.- ¿Cómo se financian los servicios públicos de un país?

En principio, un país financia sus servicios públicos (educación,  sanidad, pensiones, etc.) con el dinero que recauda por impuestos.

Si el país gasta más de lo recauda, el gobierno puede buscar dinero en los mercados financieros mediante la emisión de deuda.

Emitir deuda es pedir un préstamo que será devuelto con ciertos  intereses en un plazo determinado. El gobierno organiza una subasta y  adjudica su deuda al inversor que ofrece el tipo de interés más bajo.

En estos momentos, los inversores piden, para el bono a 10 años, un interés del 6.41% a España y un 1.20% a Alemania.

La diferencia entre el interés del bono español y el del bono alemán, 641-120 = 521, es la famosa “prima de riesgo”.

2.- ¿Cuándo se produce un rescate?

Si el tipo de interés que piden los inversores es demasiado alto, no  tiene sentido emitir deuda porque será imposible devolverla.

En ese momento, los estados pueden solicitar “un  rescate”: en vez de buscar el préstamo en los mercados financieros,  piden el dinero al FMI o a otras instituciones internacionales.

Los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal se produjeron cuando los  inversores pedían alrededor del 7% por el bono a 10 años. A partir de  ese nivel, los préstamos son insostenibles.

3.- ¿Un rescate es la única opción que tiene un gobierno con problemas financieros?

No. Un país siempre puede…

Per a continuar llegint polseu “Read more…”

No. Un país siempre puede “negarse a pagar su deuda” (los periódicos suelen utilizar el termino inglés, “default”).  Un estado también puede considerar la “reestructuración” de la deuda:  por ejemplo, negociando con los inversores que la cantidad a devolver  sea menor de la acordada o en un plazo más largo.

El default tiene  una gran ventaja (de un día para otro, tu deuda desaparece) y también  grandes incovenientes: 1) A partir de ese momento, no puedes gastarte ni  un euro más de lo que recaudes 2) Pueden pasar muchos años hasta que  algún inversor vuelva a confiar en prestarte dinero y 3) Un default  español se llevaría por delante todo el sistema financiero europeo y los  gobiernos del continente tendrían que rescatar a sus bancos.

Un dato curioso: en 1557, España fue la segunda nación en la historia  que suspendió el pago de su deuda. Al llegar al trono, Felipe II se dió  cuenta de que los metales preciosos de América no eran suficientes para  pagar los intereses de la deuda contraída por su padre con los banqueros  holandeses. El mismo rey volvió a declarar bancarrota en 1577 y 1597.  En total, nuestro país ha dejado de pagar su deuda en 14 ocasiones.

La última vez que España declaró un default fue en 1939, cuando al terminar de la guerra civil, Franco se negó a pagar la deuda contraída por el gobierno de la República.

Aquí tenéis una lista de todos los defaults que se han producido en el mundo.

Como el default es una opción que ahora parece no contemplarse, vamos a centrarnos en los “rescates”.

4.- ¿Quién hace los rescates?

El FMI es, normalmente, el organismo internacional encargado de “rescatar” a países con problemas financieros.

Los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal están supervisados por una “troika” formada por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

5.- ¿De dónde sale el dinero para los rescates?

El FMI está financiado por los gobiernos de  todo el mundo. La contribución y el poder de voto de cada país son,  aproximadamente, proporcionales al tamaño de su economía (excepto para  China). Los gobiernos con más poder en el FMI son los de EEUU (16% de  los votos), Japón (6%) y Alemania (5%).

Para lidiar con la crisis europea, la UE creó otras dos entidades que pueden prestar dinero: el “Fondo Europeo de Estabilidad Financiera” (EFSF o FEEF) y el “Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera” (EFSM o MEDE).

En el EFSF (FEEF), Alemania contribuye con un 27%, Francia un 20%, Italia un 18% y España un 12%.

El EFSM (MEDE) se  apoya sobre el presupuesto de la UE, cuyos mayores contribuyentes son,  por este orden, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y España.

El EFSF (FEEF) puede prestar hasta un límite de 440.000 millones, el EFSM (MEDE) hasta 60.000 millones y el FMI hasta 250.000 millones. En total, la capacidad de préstamo es de 750.000 millones de euros.

6.- ¿Cuáles son las condiciones para obtener un préstamo de “la troika”?

Aquí está el jugo del asunto. Los préstamos del FMI/troika son muy diferentes de los obtenidos en los mercados financieros.

Cuando un gobierno emite deuda en los mercados financieros, puede  gastarse como quiera el dinero obtenido. Los inversores pueden estar más  o menos contentos (en cuyo caso, te pedirán un interés más bajo/alto en  la próxima subasta), pero no tienen un poder directo para marcar las  decisiones políticas del estado.

Por contra, los préstamos del FMI/troika están condicionados a que el gobierno que los recibe implemente reformas muy concretas. La troika presta dinero “por tramos”:según el gobierno va adoptando las medidas que ellos imponen, van soltando el dinero. Y si el gobierno no cumple, cortan la financiación y el país se va al carajo. Un país intervenido pierde su soberanía para tomar decisiones políticas.

7.- ¿Qué condiciones impusieron a Grecia?

  • Cambiar la Constitución para que el pago de la deuda tenga prioridad sobre cualquier otro gasto público.
  • Despido de 150.000 empleados públicos en dos años (teniendo en cuenta la población griega, esto correspondería a 700.000 en España).
  • Recorte del salario mínimo desde 751 euros a 580 euros (y 510 euros para los menores de 25 años).
  • Los Presupuestos tienen que ser aprobados por la troika antes de ser votados en el Parlamento.
  • Supervisores de la Comisión Europea instalados permanentemente en Atenas.
  • Recortes en pensiones y gasto sanitario.
  • Privatización de empresas públicas.

El rescate de Grecia está provocando una tragedia: el desempleo se ha  duplicado, los salarios han bajado un 30% y se han disparado el número  de personas sin hogar y los suicidios.

Más terrible aún: todo este sufrimiento humano puede resultar gratuito.  Como la economía griega se está contrayendo tan rápido, los ingresos por  impuestos se están desplomando, así que Grecia puede acabar con el  mismo porcentaje de deuda con el que comenzó.

8.- ¿Cuál es la situación de España?

Nuestro problema es que el gobierno busca mucho dinero para tapar el  agujero de los bancos. Pero como ya estamos emitiendo nuestra deuda a un  interés altísimo, está claro que no vamos a obtener ese dinero en los  mercados. La solución sólo puede venir de Europa.

¿Conseguiremos ese dinero sin entrar formalmente en un rescate? Y aunque no sea un rescate, ¿qué condiciones impondrá Alemania?

Tendremos la respuesta en pocas semanas*.

– – –

NOTA

*En poques setmanes no, en les pròximes hores, en els pròxims minuts (09/06/2012): “EN DIRECTO: el Eurogrupo se reúne para tratar el rescate de España

MÉS INFORMACIÓ

– Article a El País (08/06/2012): “¿Cómo funciona el rescate europeo para el sector financiero?”

– Article a Público (09/06/2012): “En qué consiste el rescate y cómo le afectará a su bolsillo”

– Gràfic explicatiu a El País (08/06/2012): “La reestructuració bancària i altres ajudes”

Article d’opinió. Alberto Garzón: “Los sacrificios europeos” (09/06/2012). Fragments:

En mayo de 2010 el entonces presidente de España, J. L. Rodríguez Zapatero, anunció un plan de duros recortes sociales con los que trataba de satisfacer las exigencias que imponían las autoridades europeas. Así comenzó para nuestro país la explícita obsesión por calmar y contentar a los llamados mercados financieros. […]

Cuando los mercados exigen políticas concretas a los gobiernos no lo hacen pensando en nosotros. Lo hacen pensando en sus negocios. Por esa razón a los mercados no les importa dejar la economía como tierra quemada y a la ciudadanía en condiciones de semiesclavitud. Lo que los mercados exigen es que se puedan seguir manteniendo los flujos de dinero que van desde las arcas públicas hasta sus bolsillos. Por eso exigieron cambiar la constitución española y consiguieron declarar en el artículo 135 que la prioridad de nuestro país es el pago de intereses a los acreedores y no el gasto en educación o sanidad. Lo primero es lo primero. Business is business.

Los gobiernos están equivocados si creen que obedeciendo ciegamente a estos mercados se logrará salir de la crisis. De hecho este nuevo tipo de vasallaje nos está llevando a una situación en la que nuestra economía no deja de empeorar. La prima de riesgo sube cada semana un poco más, lo que provoca el anuncio de nuevos recortes. Y esos recortes a su vez generan más crisis y más recortes. Todo ello se cristaliza, no lo olvidemos, en drama social padecido por las personas más desfavorecidas.

No es este esencialmente un problema económico, sino político. La economía es la forma en que se organiza una sociedad para producir, distribuir y consumir, y dicha organización depende de los criterios y las prioridades políticas de los gobiernos. Nuestro gobierno, así como el precedente, ha expresado públicamente que la mejor forma de acabar con la sequía es sacrificar a los ciudadanos. El gobierno espera que así los mercados traigan la lluvia. No hay fundamento, pero así estamos.

Para salir de este agujero lo primero que tenemos que hacer es sustituir la fe por la ciencia y a los chamanes por economistas que piensen en la ciudadanía. Ante los mercados financieros no cabe sumisión, sino rebeldía. No podemos dejarnos organizar por a quien nada importamos.

– – –

Il·lustració: La màquina del rescat

– – –

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: