LLIBRE. “Quién vive, quién muere y por qué” de Laurence Gonzales (2003), els ritmes de la supervivència

Gonzales, Laurence: Quién vive, quién muere y por qué (2003)

Madrid, Ediciones Desnivel, 2006

269 pàgines, castellà, apèndix, nota de l’autor, bibliografia

 

 

RESSENYA:

Quién vive, quién muere y por qué no és el típic llibre de supervivència amb dibuixos i receptes per a qui pense que encara pot anar per un món inexplorat i descobrir unes catarates Victòria o una vall encatada amb dinosaures. Aquest llibre tracta temes de supervivència com un fet quotidià, matemàtic, amb forces físiques que interactuen, amb qüestions neurològiques i psicològiques. És a dir, la supervivència com un fet natural, ni èpic ni extraordinari. Per a il·lustrar les explicacions hi ha exemples, on a vegades les persones afectades sobreviuen o no, però amb la morbositat que provoquen aquest tipus d’històries reduïda el més possible. Interessa l’exemple posat com un experiment, on el individus estudiats, persones en aquest cas, reaccionen segons les condicions ambientals i la idiosincràsia de cadascuna d’elles.

El valor d’aquest llibre és que presenta qüestions sobre la vida i la mort en activitats esportives i de risc amb una naturalitat que permet aplicar-les o imaginar-se-les en la vida qüotidiana. Sense pontificar, l’autor dóna alguns consells, explica algunes reaccions típiques humanes i clarifica algunes possibles estratègies per a la resolució de problemes o conflictes. Amb un estil senzill i molt pedagògic.

APLICACIÓ DIDÀCTICA:

Llibre recomanat per als apassionats sobretot d’activitats a l’aire lliure, on les condicions ambientals i personals poden jugar una mala passada.

Interessats en qüestions de supervivència, capacitat humana, psicologia en situacions extremes, fins i tot autoajuda.

Exemples d’històries de supervivència.

CITES:

EMOCIONS PER A ACTUAR. Pàgina 29.

 Lo que de verdad necesitas saber por motivos de supervivencia –ya sea en un avión de caza o en la naturaleza- es que el sistema que llamamos emoción (del verbo latino emovere, “echar, alejar, sacudir”) actúa de una manera muy poderosa y rápida para motivar el comportamiento. Erich Maria Remarque lo describió a la perfección en Sin novedad en el frente, donde plasmó en ficción sus experiencias en el frente durante la primera guerra mundial. […]

La emoción es la respuesta instintiva que tiene como fin la autopreservación. Acarrea numerosos cambios corporales que son preparativos para la acción. El sistema nervioso dispara con más energía, la sangre cambia su química para que pueda coagularse más deprisa, el tono muscular se altera, la digestión se detiene y entran en el flujo sanguíneo varias sustancias que recorren todo el cuerpo y lo ponen en estado de máxima atención para lo que necesite hacer. Todo eso ocurre sin control consciente. El razonamiento se vuelve confuso, lento y falible, mientras que la emoción es segura, rápida y resuelta.

 

 

COMPLEXITAT DEL MÓN. Pàgina 66.

El cerebro es muy complejo, pero el mundo lo es más todavía. El cerebro no puede procesar y organizar todos los datos que le llegan. Si a todo le asignara el mismo peso y lo percibiera con la misma intensidad, sería incapaz de dar con un comportamiento razonable. Ésa es la dificultad que tiene la lógica: que va paso a paso, que es lineal. El mundo no lo es.

 

 

MAPA CEREBRAL DEL MÓN. Pàgina 69-70.

Charles Perrow es un sociólogo conocido por estudiar accidentes laborales, tales como los que ocurren en centrales nucleares, líneas aéreas o en la navegación. En Normal Accidents, escribió que construimos un mundo esperado porque no podemos manejarnos con la complejidad del presente, y luego procesamos la información que se adapta al mundo que esperamos y encontramos razones para excluir la información que pudiera contradecirlo. Cuando creamos nuestra construcción, ignoramos las interacciones inesperadas o poco probables”. […]

Los esquemas mentales pueden ser sorprendentemente fuertes y las habilidades de la memoria de trabajo sorprendentemente frágiles. Un psicólogo que estudia cómo se comporta la gente cuando se ha perdido me contó que vio a un hombre que
caminaba con él machacar su brújula contra una piedra porque pensó que estaba estropeada y que lo hizo porque estaba convencido de que iban en la buena dirección.

 

 

FLEXIBILITAT. Pàgina 79.

 La persona rígida es un discípulo de la muerte;

Los moldeables, flexibles y delicados son amantes de la vida.

(Tao Te Ching)

 

 

EXPERT. Pàgina 91.

 La palabra experto a menudo se refiere a alguien que ha metido la pata y se ha librado de las consecuencias con más frecuencia de lo que te ha ocurrido a ti.

 

 

L’EFECTE PAPALLONA. Pàgina 100.

Edward Lorenz, un meteorólogo del MIT, Instituto Tecnológico de Massachusetts, elaborada modelos de sistemas meteorológicos en un ordenador a comienzos de la década de 1960 cuando descubrió accidentalmente que un cambio diminuto en el estado inicial (una milésima parte) era suficiente para producir modelos de tiempo completamente diferentes. Eso se acabó conociendo como el efecto mariposa, pues venía a decir que una mariposa que batiera las alas hoy en Pekín podía dar lugar al desarrollo de tormentas en Nueva York el mes siguiente, como escribió Gleick en Caos: la creació de una ciencia.

La ciencia clásica trataba de predecir un resultado y después llevar a cabo un experimento para confirmarlo. Pero los sistemas naturales no se comportan con tal limpieza. Pueden describirse los detalles específicos, pero nadie puede predecir el resultado.

 

 

CLAUSEWITZ I LES FRICCIONS. Pàgina 115.

 Carl von Clausewitz, en su libro De la guerra, publicado póstumamente en 1833, introdujo un concepto que tiene relación con esta idea. Su texto ha sido un manual clásico para generales desde que se publicó, y se sigue enseñando en academias militares de todo el mundo. Clausewitz habla de “innumerables eventos menores” que “conspiran para disminuir la eficacia, y uno siempre se queda corto en su meta. Esas dificultades suceden una y otra vez y causan una especie de fricción”. Él habla de un ejército en el campo de batalla, lo cual no es del todo distinto de grupos de gente en entornos salvajes, donde las cualidades de Clausewitz identificó como ideales en un general pueden resultar prácticas.

 

 

ESTAR PERDUT. Pàgines 148-150.

 Puesto que la supervivencia del organismo depende de que el mapa mental y el entorno coincidan razonablemente, cuando ambos divergen, el hipocampo pone en marcha sus engranajes y la amígdala envía señales de alarma aunque los circuitos motivacionales te apremien a seguir y seguir. El resultado es vértigo, claustrofobia, pánico y movimientos que no sirven para nada. Como la mayoría de gente no es consciente del proceso, no existe manera de reflexionar sobre lo que está sucediendo. Todo lo que sabes es que sientes como si te estuvieras volviendo loco.

[…]

Todos los que mueren ahí fuera lo hacen por confusión. Siempre se produce una sinergia destructiva entre numerosos factores, incluido el agotamiento, la deshidratación, la hipotermia, la ansiedad, el hambre, las heridas…

[…]

La investigación sugiere que una persona, cuando se pierde, atraviesa durante el proceso cinco fases generales. En la primera, niega que esté desorientada y continúa, cada vez con más prisa, intentando que su mapa mental coincida con lo que ve. En la segunda fase, al darse cuenta de que se encuentra perdida de verdad, la urgencia se transforma en una genuina emergencia de supervivencia. Se vuelve imposible pensar con claridad y las actuaciones se convierten en frenéticas, improductivas y hasta peligrosas. En la tercera fase (que suele tener lugar después de que la persona se lesione o se agote), se acaban las sustancias químicas de la emoción y se forma una estrategia para encontrar algún lugar que coincida con el mapa mental. (Se trata de una estrategia descaminada, pues a estas alturas no hay tal lugar: esa persona está perdida.) En la cuarta fase, la persona sufre deterioro, tanto racional como emocional, al ver que la estrategia no logra resolver el conflicto. En la fase final, a medida que se agotan las opciones y la energía, la persona debe resignarse a su estado. Le guste o no, debe hacerse un nuevo mapa mental de dónde está. Tiene que convertirse en Robison Crusoe o morirá. Para sobrevivir debe encontrarse a sí misma. Entonces, no importará dónde esté.

 

 

FASES DE MORIR-SE. Pàgina 151.

 Las fases de perderse recuerdan a las cinco fases de morirse descritas por Elisabeth Kübler-Ross, la psicóloga que escribió en Sobre la muerte y los moribundos, a saber: negación, rabia, negociación, depresión y aceptacion.

 

 

ALMENYS NO CRIDES, SILENCI. Pàgina 208.

Epicteto dijo: “Y dejad que la regla general sea el silencio, o decid sólo lo que necesite ser dicho, y con pocas palabras. Tan sólo raramente y cuando la ocasión lo pida, deberemos decir algo”. Tom Wolfe escribió en Elegidos para la gloria: “Uno de los mayores pecados era la cháchara o el parloteo en la radio… Un piloto de la armada (o al menos así se cuenta) comenzó a gritar: “¡Tengo un MIG en cero! ¡Un MIG en cero!”. Entonces una voz irritada irrumpió ordenándole: “¡Cállate y muere como un aviador!”. Resulta significativo que el inglés, en combate real, una operación en portaaviones se llame Zip Lip, es decir, labios cerrados.

 

 

REGLES DE SUPERVIVÈNCIA. Pàgina 252 i següents.

 Esto es lo que hacen los supervivientes:

  1. Percibir, creer (mirar, ver, creer)
  2. Mantén la calma (usa el humor y el miedo para concentrarte)
  3. Piensa / analiza / planifica (organízate, ponte metas pequeñas y alcanzables)
  4. Actúa de manera correcta y decisiva (sé audaz y cauto cuando lleves a cabo las tareas)
  5. Celebra tus éxitos (disfruta de completar las tareas)
  6. Fíjate en lo bueno (sé agradecido por estar vivo)
  7. Juega (canta, juega con la mente, recita poesía, cuenta lo que sea, resuelve problemas matemáticos mentalmente)
  8. Aprecia la belleza (recuerda: es la búsqueda de una visión)
  9. Ten fe en el triunfo (desarrolla la convicción profunda de que vivirás)
  10. Resígnate (deja escapar tu miedo a morir; “aparta el dolor”)
  11. Haz lo que haga falta (sé decidido; ten voluntad y habilidad)
  12. Nunca tires la toalla (no dejes que nada te coma la moral)

 

 

MALGRAT TOT… IMPONDERABLES, LA SORT, LA POTRA. Pàgina 258.

No hay fórmulas que digan cómo se debe comportar y adaptar alguien para ser un superviviente perfecto, de libro, pues luego pueden morir debido a peligros objetivos extremos que ni siquiera el mejor comportamiento puede superar. En otras palabras, puede que lo hagas todo bien y mueras. Del mismo modo, puedes hacerlo todo mal y vivir, como hacen tantos cada día.

 

 

– – –

 

ALTRES INFORMACIONS:

Sobre seguretat en muntanya són recomables els coneguts llibres de Pitt Schubert, molt clars i divertits degut a la multitud d’exemples d’accidents, i publicats també a l’Editorial Desnivel.

.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: